Otoño sin azúcar ¡es posible!

otoc3b1o-sin-azc3bacare280a6TENER MENOS ENERGÍA DESPIERTA EL DESEO DE CONSUMIR DULCE:

Cuando llega el frío, se genera un gasto energético extra para nuestro cuerpo, debe aclimatarse a las nuevas temperaturas. y esto le supone un trabajo hormonal que provoca cansancio. Esta sensación de fatiga nos puede tentar a abusar del dulce. El deseo de  alimentos dulces sobreviene  normalmente en momentos de menos energía, especialmente por la noche. El cuerpo está pidiendo que le demos “gasolina” rápida para seguir  ritmo, que le exige el cambio de estación y son

loscarbohidratos de absorción rápida, como los azúcares los que nos la proporcionan

COMER DULCE CUANDO ESTAMOS ESTRESADOS O DEPRIMIDOS:

Con “la vuelta al cole” y a los nuevos horarios después de las vacaciones, también podemos tener la sensación de desorden y de que el día nos cunde menos. Esto puede derivar en una sensación de tristeza que también nos genera deseos y antojos que nos pueden llevar  a los dulces de la despensa.

¿Te interesa? ¡Sigue leyendo! Encontraras el artículo completo
en el blog de Diet Radisson

Digues la teva:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s